Tener aire acondicionado en el coche en Bilbao es algo normal en estos tiempos. Pero no por ser algo frecuente siempre lo usamos bien. De hecho, somos propensos a cometer bastantes errores a la hora de usar el aire acondicionado en nuestro coche. Fallos que pueden llevar a que nuestro vehículo consuma más o, peor aún, a sufrir un accidente.

Que tu coche vaya por encima de los 35ºC, y según la Dirección General de Tráfico en Bilbao, "tiene efecto similar a conducir bajo una tasa de alcoholemia de 0,5 gr/l en sangre". Y muchas veces, en verano, los coches superan los 60ºC. Esto hace que cometamos el primer error: poner el aire acondicionado del coche en Bilbao a la mínima temperatura y con la mayor fuerza. Esto conlleva que creemos una falsa sensación de frescor, pero no una bajada real de la temperatura del habitáculo. Además, el gasto es inmenso. Es mejor que abras puertas y ventanas antes de poner el aire.

También cometemos otros errores como el uso del botón de recirculación de aire. Este puedes usarlo para ahorrar costes, pero conlleva que se empañe el cristal con más frecuencia de la debida, por lo que debes tener cuidado en la conducción. Por último, para enfriar el vehículo o cuando tenemos calor, lo que hacemos es bajar la temperatura. Sin embargo, el paso realmente efectivo es cambiar y situar correctamente los difusores para crear corrientes de aire dentro que permitan la circulación del aire frío por todo el espacio.

En Auto-Radiadores José sabemos que viajar sin aire acondicionado puede ser peor que cometer cualquiera de estos errores, por eso te recomendamos que vengas a realizar su mantenimiento antes de lanzarte a carretera. Aunque este no es un de los tres errores que citamos, sí es el más común y el más molesto al poder quedarte sin aire en mitad de la carretera.