El aire acondicionado y los radiadores para vehículos en Bilbao es uno de los componentes que menos tiempo llevan instalado en nuestros coches y, a la vez, uno de los más imprescindibles hoy en día. Es casi imposible concebir un auto que no tenga este dispositivo o uno más moderno incluso, como pueden ser los climatizadores bi-zona. Resulta fundamental, sobre todo, en épocas de mucho calor como el verano.

Como cualquier componente del coche, el aire acondicionado está expuesto a posibles averías o fallos. Al igual que los neumáticos o el motor, requiere un buen uso para tratar de alargar, al máximo, su vida útil y que su funcionamiento sea óptimo. Quizá el primer consejo que puedes seguir es, como ocurre con otros elementos de los vehículos, no usarlo a máximo rendimiento. En muchas ocasiones, cuando hace mucho calor en el interior, lo encendemos a tope. Se trata de un gesto muy agresivo, además de poco eficaz y ecológico.
Una de las principales razones por las que la gente acude a nosotros en Auto-Radiadores José, con problemas en el aire acondicionado y radiadores para vehículos en Bilbao es que el compresor de arranque no funciona bien, y no consiguen que el mecanismo se ponga en funcionamiento. El principal motivo de esto suele ser que ha pasado mucho tiempo sin que se encendiera y se ha formado alguna obstrucción. Es muy recomendable usar el sistema de climatización de vez en cuando, aunque sea invierno o verano.

Acuérdate de revisar y cambiar el filtro de aire cada cierto tiempo, ya que es el encargado de detener la entrada de polen o cuerpos extraños. Si el aire acondicionado de tu coche oliese mal, será debido a la humedad. Es conveniente utilizar la calefacción para eliminarla. Si persiste el problema, habría que desmontar por completo todo el sistema para su secado y limpieza.